Esta es la consecuencia que los torrentinos tenemos de lo ocurrido con el cierre de la instalación deportiva “La Cotxera”.

 

Es lo que el Sr. Ros ha hecho: NADA.

El problema arranca por la falta de interés del actual equipo de gobierno socialista en esta instalación. En primer lugar tenían la obligación de crear la Comisión de Seguimiento, y en ocho meses no hizo nada.

En el mes de Noviembre se les indicó el interés de la empresa en hacer un ERE a los trabajadores, y no hizo nada.

El 4 de diciembre, el Ayuntamiento recibe un escrito de la empresa advirtiéndoles que van a proceder a la resolución del contrato, es decir, al cierre y que esto sería en el plazo de un mes. Y, no hizo nada.

El 21 de diciembre varios técnicos visitan las instalaciones detectándose diferentes deficiencias por falta de mantenimiento, pero no se hizo el informe en ese momento.

El  30 de diciembre se efectúa una nueva visita de la instalación por parte del Secretario municipal, técnicos y el abogado de la empresa. Se levanta un acta. El 4 de enero, y habiendo depositado las llaves en un notario, se comunica por parte de la empresa el cierre. Y no hizo nada

El 4 de enero se había cambiado la cerradura por parte de la empresa, y los trabajadores no pudieron acceder a su puesto de trabajo. Y no hizo nada

El 4 de enero, con los trabajadores en la puerta, el ayuntamiento les deja unas mesas, sillas y una pequeña carpa, pero nadie acudió a esa hora del equipo de gobierno a interesarse por los empleados. Y no hizo nada

El 4 de enero, los usuarios acudieron a la instalación con sus enseres para realizar su práctica deportiva, solo encontraron a los trabajadores que tenían que dar ellos las explicaciones. Y no hizo nada

Desde el 4 de enero la instalación está cerrada, los usuarios en la calle, los trabajadores despedidos, Y no se hace nada

Ahora sabemos que la instalación está cerrada, que no se sabe cuando se volverá a abrir, que los trabajadores se han quedado sin trabajo, que los usuarios pueden ir a Parc Central, pero que lo pagaremos todos los torrentinos, que los usuarios que quieran que les devuelvan su dinero tendrán que pleitear ellos con la propia empresa.

Y la pregunta es: ¿por qué no hizo nada? Cuando se sabía que la empresa quería cerrar, cuando a los trabajadores se les haría un ERE, cuando no se constituyó la comisión de Seguimiento, cuando la empresa advirtió de su cierre, cuando ese día los trabajadores tuvieron que atender a los usuarios….  cuando se podía haber aplicado una solución antes de llegar al cierre.

 

Y no hizo NADA

Amparo Folgado

(publicado en el periódico La Opinión)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad