Amparo Folgado Tonda, portavoz PP

Pasado el ecuador de la legislatura, el reloj no se detiene y nuestro equipo de gobierno ya cuenta los minutos para finalizar un partido que están perdiendo los torrentinos cada día que pasa.

Digo los torrentinos porque los vecinos y vecinas de nuestra gran ciudad son los grandes perjudicados de la inacción, de la desidia, de la dejadez y de los líos tripartitos de los que son incapaces de ponerse de acuerdo para aprobar un presupuesto municipal.

Trascurridos 957 días de legislatura, seguimos con una radio municipal apagada, con la piscina de la Cotxera cerrada, con los aparcamientos públicos en Juan Carlos I y en el Antic Mercat cerrados, con el centro de formación para personas desempleadas cerrado, con la calle Camí Reial sin reurbanizar, con el Centro de Salud en Parc Central sin ubicación y sin fecha de apertura. Sin comedor social, sin bajada en el recibo del agua y sin bajada de la contribución. Son muchos más los proyectos que sufren la parálisis del gobierno socialista y sus socios a los que, tarde o temprano, los torrentinos sacarán tarjeta roja.

Pero hay algo para lo que sí han tenido tiempo, para añadirnos a una red de municipios que promocionan el catalán, para cambiar el nombre del Auditori con la opinión pública en contra y para eliminar la subvención en el recibo del agua a todos los ciudadanos.

Existe otra forma de gobernar Torrent, más cercana y centrada en los problemas de las personas, una forma de gobernar conocida y en la que el ciudadano tiene voz y puede participar en la elaboración de presupuestos o en las mejoras de sus barrios. Otra forma de gobernar Torrent en la que no siempre pagan los mismos y las ayudas se reparten entre los mismos, en la que se subvenciona el recibo del agua, en la que se baja la contribución y los impuestos. Otra forma de gobernar en la que se mira por la conservación del patrimonio natural, etnográfico e histórico de la ciudad, en la que la accesibilidad en las calles es la prioridad.

Existe otra forma de gobernar con un gobierno predecible y estable, que construye colegios, que crea centros de atención a las personas mayores punteros, que crea salas de estudio para los más jóvenes y que apuesta decididamente por la igualdad entre hombres y mujeres, creando espacios para su desarrollo como la Casa de la Dona. Existe otra forma de gobernar en la que se atiende a los vecinos, en la que se ponen herramientas para evitar desahucios, en la que se apuesta por la emancipación de los jóvenes y la formación para personas desempleadas es una prioridad.

Esa forma de gobernar ya la conocen los torrentinos y desde el Partido Popular vamos a seguir trabajando para que en el año 2019, si los vecinos quieren, digamos adiós al tripartito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Centro de preferencias de privacidad